CDHES inaugura Centro de Documentación de la Memoria Histórica
 

 

 

 

 

 
Mesa de Honor: Lic. Carlos Lara, UES; Comisionado Carlos Portillo, PNC; Lic. Julio Martínez, UTEC, Sacerdote Rogelio Ponseele; Miguel Montenegro, CDHES.

 

 

 

 

 

 

 

 


Contribuir a la lucha contra la impunidad, recuperar la memoria histórica y dignificar a las víctimas del conflicto armado, fue el objetivo con el cual se inauguró el viernes 16 de julio el Centro de Documentación de la Memoria Histórica de la CDHES, “Marianella García Villas”, realizado en la Universidad Tecnológica de El Salvador.

 

 
Miguel Montenegro, Director de la CDHES.  
 
  Mauricio Turcios, Coordinador del CDMH-CDHES

Más de un centenar de víctimas del conflicto armado, investigadores, historiadores, académicos, periodistas, estudiantes, trabajadores y defensoras de los derechos humanos, participaron en el Foro “Recuperando la Memoria Histórica para la paz y la dignificación de las víctimas” con ponencias de reconocidos antropólogos, historiadores, funcionarios del gobierno y religiosos.

“Rescatar la memoria histórica contribuirá a no tener miedo de hablar del pasado, para que podamos corregir los errores que se cometieron por muchos años, esto generará una verdadera reconciliación de nuestra sociedad”, dijo Miguel Montenegro, Director de la Comisión de Derechos Humanos de El Salvador, CDHES, al inaugurar el evento.

Por su parte el Coordinador del Centro de la Memoria Histórica dio los detalles de lo que ofrece esta Unidad, la cual es financiada por el Ayuntamiento Rivas VaciaMadrid y cuenta con el apoyo de la Asociación de Investigación y Especialización sobre Temas Iberoamericanos, AIETI.

 
Lic. Carlos Lara, Coordinador Escuela de Antropología de la UES.  

Las breves palabras de los representantes de la CDHES dieron paso a las ponencias, el Coordinador de la Escuela de Antropología de la Universidad de El Salvador, Carlos Lara, expuso “La Memoria Histórica del movimiento campesino de Chalatenango” a quienes el conflicto armado les enseño a organizarse y trabajar en comunidad, lo cual les ha facilitado un desarrollo local que no se ve en otras zonas del país.

Para el antropólogo “la memoria histórica no se recupera, ella está allí, lo que tenemos que hacer es interpretarla", Lara reconoció la importancia en crear un centro de la Memoria Histórica por la información que poseen, su aporte a la reconciliación y democratización del país.

 
Dr. Carlos Ervin Franco Portillo, Jefe de la Secretaría de Relaciones con la Comunidad, de la Policía Nacional Civil, PNC.  

“La seguridad ciudadana y reparación moral a las víctimas” fue expuesta por el Comisionado Carlos Portillo, Jefe de la Secretaría de Relaciones con la Comunidad, de la Policía Nacional Civil, PNC, institución que sustituyo a la extinta policía nacional acusada de cometer graves violaciones a los derechos humanos.

“Estamos realizando grandes cambios en la PNC, ustedes pueden ver a policías ayudando a cruzar la calle a desvalidos, trasladando heridos, la gente ya no tiene miedo a cercarse a hablar con un  agente, por el contrario hay quienes quieren vernos golpear a los manifestantes, porque les extraña que acompañemos en las marchas”, ejemplifica el Comisionado.

 
  Lic. Julio Martínez, Director Escuela de Antropología de UTEC.

Según Portillo, el concepto de la seguridad ciudadana está siendo asimilada por la nueva generación de policías, “tenemos graves problemas de corrupción y de violaciones a la ley por los mismos agentes, pero estos son rezagos del pasado que vamos corrigiendo poco a poco”, admite.

“Sobre la reparación moral a las víctimas, éste es todo un proceso integral que como Estado tenemos que hacer con las víctimas de la guerra, pero en el momento actual estamos enfocados en no re victimizar a las víctimas y aplicar adecuadamente el procedimiento legal”, detalla el funcionario.

 
Padre Rogelio Ponseele, sacerdote de Torola, Morazán.  

“La dignificación ayudada por la historia tiene el efecto de reivindicar, de revalorar. Los pueblos y países deben conocer su historia. No vale ocultar lo que nos avergüenza de nuestro país”, dijo Julio Martínez, Director de la Escuela de Antropología de la Universidad Tecnológica de El Salvador, al exponer la temática “La historia y el proceso de dignificación de las víctimas”.

Martínez inició con un símil entre el asesinato de Jesucristo y el poeta salvadoreño Roque Dalton, “en ambos casos hubo violación a sus derechos, los allegados de Jesús guardaron su memoria y la trasladaron a otras épocas, así se dio vida al Cristianismo”, ejemplificó.

“No sucedió lo mismo con el caso de Dalton, como muchas otras violaciones en el país, ya que sus familiares aún esperan que se haga justicia”, comparó.
Para el académico, casos como los expuestos y los que se enfrentara en las investigaciones que realice el Centro de la Memoria Histórica de la CDHES “son procesos que nos confrontan con nuestro pensamiento, pero que en harás de la verdad habrá que ir solventando”, acotó.

La hora de una de las leyendas vivientes en defensa de los derechos humanos había llegado, Rogelio Ponseele, sacerdote originario de Bélgica y quien tuvo que irse a vivir a las pocas montañas de El Salvador, al convertirse en perseguido político por su labor pastoral y su afinidad con el padre Octavio Paz, Monseñor Oscar Romero y el Padre Rutilio Grande; estaba en el estrado del auditorio de la universidad "hay una nueva ley que pide leer la biblia en clases, pero no se preocupen no lo hare sólo les hablare del papel de la iglesia en defensa de los derechos  ciudadanos", dijo.

Con más de tres décadas de laboral pastoral en Morazán, Ponseele advierte que hay sectores de la iglesia que no apoyan las necesidades de la gente, “al interior no se cumple el respeto de los derechos humanos, esto lleva al servilismo, la doble moral y otros males, aunque la razón de la iglesia es lograr la defensa de estos derechos, esa es la misión específica”, señala.

Parte de los invitados al Foro: "Recuperando la Memoria Histórica para la paz y la dignificación de las víctimas", realizado en la Universidad Tecnológica de El Salvador, UTEC.

Ponseele, categoriza en cuatro las tareas fundamentales de la iglesia: Dignificar al ser humano, denunciar, humanizar el conflicto, acompañar en el proceso de la justicia y la reparación de los derechos violentados.

El sacerdote, a quien durante la guerra se le quito el permiso de oficiar misas sugirió que la iglesia no debe olvidar la “denuncia, éste es un punto fundamental, así como lo hizo Monseñor Romero, hoy se ha debilitado bastante esta denuncia”, recalcó.

 
El foro contó con la presencia de víctimas de la guerra civil, quienes al final del evento expusieron sus problemas actuales.  

La iglesia debe estar cerca del pueblo por que allí es donde se humanizan los conflictos, rememoró los días cuando la población del norte de Morazán era bombardeada o sometida a constantes ataques, él organizaba actividades para alegrar y daba mensajes para alentar a la vida, “ese era el papel más agradable y el más bonito en medio de la guerra”, recuerda con una sonrisa y mirada llena de ilusión.

No menos importante es el acompañamiento de las comunidades en la reivindicación de los derechos de las víctimas, como el caso de la masacre cometida por el ejército en el cantón El Mozote (más de mil campesinos asesinados) “más de la mitad de los masacrados eran niños”, detalló.

“La iglesia tiene un papel que no siempre cumple, pero hay sectores que salimos en defensa de los derechos humanos” concluyó Ponseele.

Al concluir el foro los invitados se trasladaron a las oficinas de la CDHES donde se bendijo las instalaciones.

Leer:
Bendicen Centro de Documentación de la Memoría Histórica de la CDHES.
 
CDHES: 32 años luchando por la Defensa, Promoción y Educación de los Derechos Humanos"
San Salvador, 19 de Julio de 2010
 
Col. Médica, Pasaje 1, No. 119, San Salvador, El Salvador, C.A. Tel. (503) 2225-9906; Fax (503) 2225-0086 cdheselsalvador@gmail.com